martes, marzo 21, 2006

Capítulo 4: "Dame veneno que quiero morir..."


Vincent Damon Fournier. Este tipo no es descendiente de la dinastía del insigne Heraclio (si si, el de las cartas) que tantas horas de peyas a proporcionado a los universitarios aficionados al mus. Don Vincent es el alter ego del no menos ilustre Alice Cooper.

Este tipo, aparte de ser una leyenda viva del rock and roll, tiene las narices de salir al escenario pintarrajeado como una puerta y además llevar nombre de mujer. Pero claro, estamos hablando de Alice no de cualquier nenaza tipo Vinnie Vincent. El nombre que ostenta con orgullo perteneció a (poner voz profunda y cavernosa) una bruja de Salem con la que contactó en una sesión de espiritismo. Claro, visto así lo del nombre acojona un poco más. Si encima añadimos que las "pinturas de guerra" le hacen salir más como un demonio del averno que del último catálogo de L´oreal...pues en fin, que mejor no meternos mucho con él.

Claro, que despues de temerle y adorarle durante tanto tiempo y recordar como Wayne y Garth en "El mundo de Wayne" se arrodillaban ante él, y con razón, (no somos dignos, no somos dignos...)de repente te encuentras con que ahora resulta que Alice es solo un personaje. Que la malignidad que destila es un cliché y que ese papel queda aparcado en el escenario. El autentico Vincent Fournier es un hombre casado, con hijos, aficionado al golf y además un cristiano temeroso de dios...Con lo que este hombre ha sido, el tipo que inspiró a Marilyn Manson (eso no se si es bueno o malo) y ahora...en fin, se le quitan las ganas a uno de tener mitos.

Pero vamos al video, "Poison". Nada más comenzar aparece Alice como si le hubiera atropellado el camión de la basura del barrio (este chiste os lo robo chicos...) Puede que fuese intencionado, puede que no. En cualquier caso Alice aparece para cantarnos sobre una mala mujer (me abstengo de hacer chistes fáciles sobre eso que luego me pegan) en un entorno clásico para los videoclips de la época, la de la fábrica oscura con cadenas por todas partes ¿Alguien sabe para que demonios servian esas cadenas? En serio, aun me lo pregunto.

Pero siguiendo con el video, llegamos al plato fuerte...la nena! Y es que otro puntazo de los vídeos de la época eran las mujeres. No es que haya cambiado mucho la situación, en los videos de ahora (en los de rock menos) se ven mujeres, pero parece que ahora se hayan convertido en parcela de los videos de "jipijop" (Hip Hop para los que no hayan visto "The ladykillers") y del Reggeton de la mierda ese. En estos videos siempre salen pivones moviendo el culo, pero me sigue gustando más la imagen de los 80, más glamurosa y peligrosa, y sino, por favor, comparenme cualquier mulata del requesón o como se escriba con la señorita, fria, calculadora y sexy (y que además sale en topless eso la da por lo menos 100 puntos) de este video. Prefiero mil veces a las doncellas pálidas y sin sentimientos que salian en los videos de Robert Palmer (simply irresistible!) que las frescas del Daddy Yankee que piden como locas gasolina (con lo cara que esta).

Por cierto, que el vídeo esta sin censurar, así que amigos onanistas visitantes del blog, estais de enhorabuena!

Resumiendo: Que Alice se lo ha montado muy bien. Tuvo (y tiene) caña, priva y éxito pero además puede permitirse el lujo de a pesar de haber desbarrado como el que más y presumir de haber sido compañero de juergas del inefable Jim Morrison (D.E.P maestro) ser ahora un pilar de la comunidad, con fundaciones benéficas cristianas y todo amparandose en la excusa del personaje. Además como toda estrella REAL del rock, tiene sus propios muñequitos (perdón, reproducciones a escala) y hasta comics. Que huevos, pero que arte.



PD: Os recuerdo que hay un apartado para comentarios, neuras, disquisiciones, insultos, etc. Usarlo leñe!

2 comentarios:

Athus Thunderhead dijo...

100 puntos cada una, por cienmil tiburones ebrios, esta barbara !!!!
Arrrrrhh!!!!

Grey dijo...

Es que en los videos escogian a las mejores. Luego vas a garitos jevorros y las pivas que encuentras no tienen nada que ver...